Archivo | Economía RSS for this section

Salvadores: Neoliberalismo

Estoy viendo “La Sexta Noche”. En esta ocasión llevan como invitado a un economista del cual no recuerdo el nombre (me recuerda al malo de Regreso al futuro) bajo el hahstag #L6Npizarralacalle.

lacalle

Hay alguien en casa McFly??


Claramente, por sus argumentos es un incondicional del neoliberalismo. Como muchos de su condición lo venden como la fórmula de la salvación, que puede generar equilibrio y lucha contra el parasitismo que según ellos, generan las políticas sociales (lo ha dicho).

Hace un momento se refería al crecimiento de la macroeconomía como algo muy positivo, gracias a la reforma laboral. Usando la lógica ecuación de ayudar a que las empresas ahorren (ayudando a despedir a los empleados que les salen más caros y contratando a otros por dos míseras pesetas) para generar empleo (precario) y que así la gente pueda consumir y en consecuencia las empresas puedan ganar más y emplear a más gente.

De esta forma, quería ensalzar la macroeconomía y anuncia que así la economía general mejorará. Pero este es el discurso tramposo de los aferrados a su ideología. Sí, no ha otra, el país y la economía mundial, por cojones, más que por reformas, mejorarán y pasarán la crisis (los ciclos económicos tan conocidos en nuestro capitalismo descontrolado); pero no dice, que aunque el país reflote, muchos no conseguirán cruzar el río y morirán por el camino, como si se tratara de una manada de animales que a lo bruto debe soportar el duro invierno.

Dios!!, no puedo más con los que dicen que el neoliberalismo evita los parásitos que deciden no trabajar a costa del dinero del estado y crea un círculo económico entre inversión, empleo y consumo.

No me tomen por tonto o bien, no sean tontos ustedes. El liberalismo podría funcionar, en un mundo idílico en el que todo el mundo es honrado, cuya ética hace que los grandes empresarios o inversores no especulan ni hacen tratos para crear monopolios o acuerdos para acaparar el mercado entre 2.

Es imposible que se produzca un parasitismo, porque entonces no habría ingresos y no habría pues, recaudación y en consecuencia esas ayudas para esos “parásitos”.

De verdad, es insultante. Necesitamos un sistema nuevo, un sistema hecho a la altura de nuestras conciencias y especialmente potenciado en la educación para enseñarnos y concienciarnos como sociedad, como especie. Neoliberalismo?, ok, cuando vea que somos todos la polla de honrados, hasta tal punto que no hiciera falta ni un contrato porque se cumplirían las palabras dadas. Y cuando digo todos, es todos, porque si no, ese uno, sería el rey, sería… Rockefeller.

Saludos!

 

Edito: El economista se llama Daniel La Calle

Anuncios